lunes, enero 25, 2021

Nahuel Tetaz Chaparro: “Necesito estar a la altura para poder estar en Los Pumas”

El pilar, surgido de La Plata RC, actuará en el Bristol Bears de la Premiership inglesa. “El objetivo, claro, es disputar la próxima Copa del Mundo”.

Nahuel Tetaz Chaparro con edad de juveniles, recaló en Gonnet y quienes lo vieron jugar por primera vez, no dudaron: “Este pibe va a jugar en Los Pumas”. No se equivocaron. El nacido en General Madariaga (amante de las motos y las bicicletas) se formó en el club Biguá de Mar del Plata, en Camarones de Pinamar y practicó desde niño rugby, un deporte “distinto”, habiendo nacido en un pueblo donde el fútbol, el automovilismo y el motocross son los deportes que mandan.

Pero el “pequeño gigante gaucho”, tenía entre ceja y ceja lo que quería. Emigró hasta nuestra ciudad para jugar con la camiseta amarilla, después fue uno de los Pampas XV que ganaron la Vodacom Cup de Sudáfrica en 2010. Luego jugó en Francia, Gales y el Super Rugby junto a Los Jaguares. Con el paso de los años, hizo una sensacional carrera en Los Pumas: tiene dos mundiales encima y disputó todos los Rugby Championship desde el 2012 a la fecha.

El COVID-19 lo obligó a recalcular todo y por eso, el ex jugador Canario, se mudó a la ciudad de Bristol para jugar en los Bears de aquella ciudad inglesa: “Tengo muchas ganas de instalarme con mi familia en Inglaterra, de conocer gente nueva y por qué no, enfrentarme en la cancha con amigos y compañeros del seleccionado”, aclaró el pilar.
El 2020 fue muy difícil para Tetaz Chaparro: entrenó solo hasta mediados de junio y se armó un gimnasio en un galpón de su casa. Hizo cientos de kilómetros en bici para no perder estado físico y su pago chico en Madariaga lo cobijó como nunca y hasta le hicieron un gran homenaje en la entrada del pueblo: “Estoy muy agradecido con toda la gente de Madariaga por el homenaje que me hicieron y de hacerlos conocer por el rugby, siendo un pueblo futbolero, por eso el agradecimiento hacia ellos es infinito. He estado en mi pueblo como hacía muchísimo no lo hacía y encontré allí una energía que me hizo muy bien”.

Irse a jugar a Inglaterra
El deporte mundial fue jaqueado por el coronavirus y rugby fue el más perjudicado del planeta. Los Jaguares, el año pasado, jugaron la final del Súper Rugby y ahora, casi con seguridad, bajarán a disputar la SLAR (Super Liga Americana), un torneo que podría llegar a tener valor, pero no ahora, quizás con el paso de algunas temporadas.

Ante la caída de sponsors, contratos e ingresos millonarios, la UAR liberó a sus jugadores y le dio vía libre para que negocien con clubes de Europa o de Oceanía.

Ante esta situación, Nahuel Tetaz Chaparro arregló su continuidad en el Viejo Continente: “Uno necesita continuidad y la verdad, necesito estar a la altura para poder estar en Los Pumas, y hace poco tuve la suerte de firmar con Bristol. Pero todo esto es parte de un proyecto familiar; me voy con mis hijas y mi señora a vivir una linda experiencia”. A lo que el fortísimo jugador del seleccionado nacional agregó: “La Unión nos liberó para que los que podamos conseguir contratos, juguemos en el exterior, porque el objetivo siempre es el seleccionado, por más que falte mucho para el Mundial de Francia”.

La travesía junto a Los Pumas y el gran Tri Nations
El equipo de Mario Ledesma arrancó el 2020 con la pandemia desarmándole todo el itinerario. Por eso la primera victoria de la historia ante los All Blacks sacudió al planeta ovalado.

Pero ese triunfo tuvo un “relato previo”, que Tetaz Chaparro lo reconoce: “La gira que hicimos fue realmente tremenda, las burbujas sanitarias que hicimos primero acá, en Argentina, después en Uruguay, y finalmente en Australia, nos fortalecieron como grupo. Los amistosos que disputamos, fueron muy buenos. Nos dejó muchos items positivos, sobre todo, lo que hay que mejorar”.

Más adelante añadió que “todo el proceso previo en cuarentena nos hacía más de una vez querer bajar los brazos, pero cuando vemos finalmente todo lo que pasamos, vale mucho el esfuerzo. Incluso la experiencia de trabajar con Michael Cheika fue buenísima (N de la R: entrenador australiano, subcampeón del mundo-asistente de Los Pumas) es un fanático del ataque. Nos enseñó muchísimo en esa faceta y nos aportó mucho durante el torneo”.

“Busco continuidad, que es clave. Hace poco, tuve la suerte de firmar con el Bristol Bears”
Fue uno de los más destacados del año pasado, con el histórico triunfo ante All Blacks.

“Necesito estar a la altura para jugar en Los Pumas, por eso me voy”
El pilar, surgido de La Plata RC, actuará en el Bristol Bears de la Premiership inglesa. “El objetivo, claro, es disputar la próxima Copa del Mundo, a realizarse en Francia”
Nahuel Tetaz Chaparro con edad de juveniles, recaló en Gonnet y quienes lo vieron jugar por primera vez, no dudaron: “Este pibe va a jugar en Los Pumas”. No se equivocaron. El nacido en General Madariaga (amante de las motos y las bicicletas) se formó en el club Biguá de Mar del Plata, en Camarones de Pinamar y practicó desde niño rugby, un deporte “distinto”, habiendo nacido en un pueblo donde el fútbol, el automovilismo y el motocross son los deportes que mandan.

El “pequeño gigante gaucho”, tenía entre ceja y ceja lo que quería. Emigró hasta nuestra ciudad para jugar con la camiseta amarilla, después fue uno de los Pampas XV que ganaron la Vodacom Cup de Sudáfrica en 2010. Luego jugó en Francia, Gales y el Super Rugby junto a Los Jaguares. Con el paso de los años, hizo una sensacional carrera en Los Pumas: tiene dos mundiales encima y disputó todos los Rugby Championship desde el 2012 a la fecha.

El COVID-19 lo obligó a recalcular todo y por eso, el ex jugador Canario, se mudó a la ciudad de Bristol para jugar en los Bears de aquella ciudad inglesa: “Tengo muchas ganas de instalarme con mi familia en Inglaterra, de conocer gente nueva y por qué no, enfrentarme en la cancha con amigos y compañeros del seleccionado”, aclaró el pilar.

El 2020 fue muy difícil para Tetaz Chaparro: entrenó solo hasta mediados de junio y se armó un gimnasio en un galpón de su casa. Hizo cientos de kilómetros en bici para no perder estado físico y su pago chico en Madariaga lo cobijó como nunca y hasta le hicieron un gran homenaje en la entrada del pueblo: “Estoy muy agradecido con toda la gente de Madariaga por el homenaje que me hicieron y de hacerlos conocer por el rugby, siendo un pueblo futbolero, por eso el agradecimiento hacia ellos es infinito. He estado en mi pueblo como hacía muchísimo no lo hacía y encontré allí una energía que me hizo muy bien”.

Irse a jugar a Inglaterra
El deporte mundial fue jaqueado por el coronavirus y rugby fue el más perjudicado del planeta. Los Jaguares, el año pasado, jugaron la final del Súper Rugby y ahora, casi con seguridad, bajarán a disputar la SLAR (Super Liga Americana), un torneo que podría llegar a tener valor, pero no ahora, quizás con el paso de algunas temporadas.

Ante la caída de sponsors, contratos e ingresos millonarios, la UAR liberó a sus jugadores y le dio vía libre para que negocien con clubes de Europa o de Oceanía.

Ante esta situación, Nahuel Tetaz Chaparro arregló su continuidad en el Viejo Continente: “Uno necesita continuidad y la verdad, necesito estar a la altura para poder estar en Los Pumas, y hace poco tuve la suerte de firmar con Bristol. Pero todo esto es parte de un proyecto familiar; me voy con mis hijas y mi señora a vivir una linda experiencia”. A lo que el fortísimo jugador del seleccionado nacional agregó: “La Unión nos liberó para que los que podamos conseguir contratos, juguemos en el exterior, porque el objetivo siempre es el seleccionado, por más que falte mucho para el Mundial de Francia”.

La travesía junto a Los Pumas y el gran Tri Nations
El equipo de Mario Ledesma arrancó el 2020 con la pandemia desarmándole todo el itinerario. Por eso la primera victoria de la historia ante los All Blacks sacudió al planeta ovalado.

Pero ese triunfo tuvo un “relato previo”, que Tetaz Chaparro lo reconoce: “La gira que hicimos fue realmente tremenda, las burbujas sanitarias que hicimos primero acá, en Argentina, después en Uruguay, y finalmente en Australia, nos fortalecieron como grupo. Los amistosos que disputamos, fueron muy buenos. Nos dejó muchos items positivos, sobre todo, lo que hay que mejorar”.

Más adelante añadió que “todo el proceso previo en cuarentena nos hacía más de una vez querer bajar los brazos, pero cuando vemos finalmente todo lo que pasamos, vale mucho el esfuerzo. Incluso la experiencia de trabajar con Michael Cheika fue buenísima (N de la R: entrenador australiano, subcampeón del mundo-asistente de Los Pumas) es un fanático del ataque. Nos enseñó muchísimo en esa faceta y nos aportó mucho durante el torneo”.

“Busco continuidad, que es clave. Hace poco, tuve la suerte de firmar con el Bristol Bears”
Fue uno de los más destacados del año pasado, con el histórico triunfo ante All Blacks.

Por Rodrigo Chagaray
www.eldia.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mas visto