La comunidad del rugby cordobés sigue a la espera de la autorización del COE para poder volver a “tocar la pelota” y que los clubes se nutran de las familias que día tras día le dan vida a las distintas entidades en cada rincón de la provincia.

El jueves de la semana pasada, dirigentes de la la Unión Cordobesa de Rugby se reunieron con Héctor Campana y le presentaron los protocolos para un progresivo retorno a la actividad. “Estamos con mucha expectativa”, confiesa a Mundo D Félix Páez Molina, presidente de la UCR y aclara que la decisión queda en manos del COE.

Si bien no se habla de fechas tentativas, la intención es que los clubes puedan comenzar con algún tipo de actividad en diciembre.

“Este año va a ser muy difícil, no creo que haya rugby. Lo que sí vamos a tratar es de que se pueda jugar “tocata” en los clubes, que ellos se mantengan activos durante diciembre, enero y febrero para que en febrero podamos empezar con alguna modalidad de torneo”, explica el titular de la entidad madre del rugby cordobés.

Y agrega: “Esa es un poco la idea que estamos manejando y lo que estamos hablando con el Gobierno también; tener ya preparado un protocolo para poder arrancar a fines de febrero con una competencia que dure cuatro o cinco meses, hasta mediados de año, para de esa manera poder hacer el Torneo Oficial seguramente en la segunda mitad del año”.

Como sucedió durante todo este 2020, la situación es muy dinámica y dependerá de lo que pase con las vacunas y cuándo puedan estar disponibles. “Creemos que mientras no esté la vacuna, de M15 para arriba podremos jugar un torneo de 10. Es una forma de tener competencia, que los chicos se sientan bien y que los clubes puedan recaudar. Pero fundamentalmente, que los chicos se sientan bien y que se alejan de las situaciones por las que les está tocando pasar; hoy están lejos de los clubes, cerca del alcohol y de las drogas, de las fiestas clandestinas. Tenemos un 30 por ciento de chicos que hemos perdido del radar y necesitamos traerlos de vuelta y darles contención, pero podremos hacerlo cuando tengamos qué ofrecerle hacer”, explica.

Y cierra: “Hay que trabajar para que los los chicos puedan volver a sus clubes, fortalecerse y después pensar en arrancar el Torneo Oficial”.

Gentileza – Gabriela Martín
www.mundod.com.ar