Últimas Noticias

“Siento que es el momento de vivir en Argentina, vivir del rugby profesional en mi país»

diciembre 27th, 2019 |
“Siento que es el momento de vivir en Argentina, vivir del rugby profesional en mi país»
JAGUARES
0

El DT de Jaguares encara el torneo 2020 con ambición pese a que le faltan piezas clave del subcampeón 2019. También se refiere a Los Pumas y por qué se queda pese a tentadoras ofertas.

Los Jaguares están descansando por las Fiestas, pero solo hasta el jueves, cuando retomarán una pretemporada que comenzó el 25 de noviembre. Subcampeones del Super Rugby 2019, largarán un nuevo torneo el 1° de febrero, en Vélez ante Lions de Sudáfrica, con una exigencia mucho más alta a partir de las nueve ausencias respecto de ese subcampeonato. Además, cargan con el peso de que la base de jugadores es la misma que volvió con la frustración del fracaso mundialista con Los Pumas. Gonzalo Quesada, coach de la franquicia nacional, es el responsable del plantel, el que debe volver a acomodar piezas para repetir el éxito.

-Recibiste a un grupo golpeado por el Mundial, ¿cómo lo manejás?
-Con la mayor naturalidad y siendo consciente de que somos el staff de Jaguares y tratamos de limitarnos a lo nuestro: la preparación para el Super Rugby. Obviamente, muchos expresaron su todavía presente decepción en cuanto a no haber cumplido lo que deseaban en el Mundial. Hay que limpiar la cabeza por el bien de Jaguares y Los Pumas y empezar un nuevo ciclo sobre nuevas bases, y que los nuevos desafíos reemplacen algún pensamiento negativo que haya quedado colgado.

-Se especuló con que el fracaso mundialista pudo deberse, entre varias razones, a que los jugadores llegaron fundidos tras jugar el Super Rugby. Sin embargo, los números indican que se repartieron bastante los minutos en Jaguares. ¿Qué análisis hacés?
-Por suerte nos fue bien, porque con el diario del lunes fue muy positivo el hecho de que hayamos rotado tanto el equipo. Realmente hemos hecho lo necesario pensando 100% en lo que venía después. Si mi único objetivo hubiese sido el Super Rugby, habría mantenido más al equipo… llamale titular. Pero igual terminamos muy bien, con números más bajos en cuanto a minutos repartidos que los jugadores de Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Seguramente que desde cuartos, los últimos tres partidos generaron un desgaste físico y mental, además hubo que ir a Nueva Zelanda a jugar la final, pero la verdad es que los chicos habían rotado. Eso debe dejar tranquilos al staff de Los Pumas (NdeR: a cargo de Mario Ledesma) y la UAR, porque no hay riesgos de saturar jugadores.

-¿Cómo vas a encarar este año sin Mundial, entonces?
-De la misma manera. Lo más importante para Jaguares es pensar en tener la mejor temporada posible, sin quemar a los jugadores, para que no lleguen agotados a la ventana de Los Pumas en julio. Es lo que tratamos la temporada pasada y lo que trataremos de hacer en ésta. Después, lo que sigue, Los Pumas, trato de no opinar.

-¿Qué tan importante es separar a Jaguares de Los Pumas siendo la misma base de jugadores?
-Es muy importante que los jugadores entiendan que Los Pumas es lo más grande de todo, ésa es la idea fundamental. Yo, desde mi pequeño lugar en Jaguares, pero también como alguien que se ha puesto la camiseta de Los Pumas, lo que intento es apuntar a que el seleccionado es lo más grande de nuestro rugby. Y creo que hay muchos esfuerzos para que los jugadores sigan sintiendo lo que sentimos todos los que nos pusimos esa camiseta como máximo privilegio y honor en el rugby argentino. Es muy importante jugar en Jaguares, pero el seleccionado es aún más importante.

-¿Cómo afecta que te van a faltar nueve jugadores de experiencia?
-Matera, Lavanini, Moyano y Pieretto son cuatro jugadores que han estado en casi todos los partidos, pero también están García Botta, Leguizamón, Landajo, Rete González Iglesias y Batu Ezcurra, quienes han estado desde el principio y han sido importantísimos para un grupo que sintió desde el primer día sus ausencias. Estamos en ese
proceso de que el grupo vaya volviendo a encontrar sus referentes, reorganizarse; hay muchos chicos nuevos, energía pura, muchas ganas, pero la experiencia no se reemplaza tan rápido.

-Sin esa experiencia, ¿se puede apuntar a repetir lo de este año?
-Nosotros, en esta segunda temporada no nos vamos a poner objetivos mediocres y bajos. Vamos a seguir con la misma humildad como bandera principal de nuestros valores, le vamos a poner mucha ambición y laburo al proceso de ser mejores, como les dije a los jugadores. Y ellos están de acuerdo. Las primeras semanas se entrenó, se laburó, y lo que se logró plasmar dentro, pero, sobre todo, afuera de la cancha, nos dejó conformes. Sabemos que, al focalizarnos en todo lo que podemos hacer mejor, tenemos la posibilidad de volver a tener un año fuerte, y en algún lugar de nuestra cabeza está el tratar de clasificarnos (a cuartos) de nuevo.

-Es público el interés del Racing y el Stade Francais para que vuelvas a entrenarlos. Teniendo la posibilidad de trabajar en un rugby con mayor presupuesto, ¿por qué seguís acá?
-Si bien nunca tuve el contexto perfecto en cuanto a medios económicos e infraestructura, en Jaguares tenemos un staff competente y completo. No sobra nada, somos menos que cualquier club de Francia, pero estamos bastante cubiertos y con un buen grupo de jugadores, si bien tampoco nos sobra si nos comparamos a los pretendientes de las finales. Es verdad que me llamaron de esos clubes de proyectos grandes y medios económicos con posibilidad de jugar
cosas grandes, pero yo me comprometí con la UAR, con Jaguares sobre todo, hasta 2021. Además, le pongo mucha parte afectiva porque estoy cerca de mi familia, cerca de mi club (Hindú), aportando desde mi rol, compartiendo mi experiencia con otros entrenadores del país. En paralelo, es una oportunidad de devolver todo lo que el rugby
argentino me dio. Parece verso, pero la prueba está en que estoy rechazando propuestas económicamente más interesantes. Y es totalmente sincero que, después de 20 años afuera como jugador y entrenador, siento que es el momento de vivir en Argentina, vivir del rugby profesional en mi país. Es un desafío grande, pero también un
privilegio.

-¿Tenés ambiciones para dirigir en otro país, selecciones, Los Pumas..?
-Nunca vi a largo plazo. Lo que veo para el futuro, por ahora es seguir con la cabeza en Jaguares y vivirlo a fondo. Para una próxima etapa quizá me gustaría vivir algo diferente, como entrenar en Inglaterra, Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda, obviamente equipos de alto nivel. También podría ser un seleccionado. Pero, que quede claro, a largo plazo.

-¿Qué marca te gustaría dejar en Jaguares?
-Una cultura de laburo en cuanto a la forma de sentir y de vivir nuestro juego. Hoy por hoy, Jaguares es una buena mezcla de jugadores profesionales en seriedad y dedicación pero con un corazón realmente amateur. Todos vienen a volcar lo que mamaron en sus clubes, valores reales, puros y sinceros de competir y de sentir generosidad de poner el equipo por delante de todo. Es una situación espectacular, y me gustaría que sea por siempre el ADN de Jaguares.
Uno, cuando entra a este grupo y se pone la camiseta, ya siente que tiene ese significado. Representa algo especial.

Mi amigo el campeón
El paso por el staff de Francia en el Mundial 2011 y haber dirigido al Racing y Stade Francais de París le generaron relaciones a Quesada. Una de ellas es la que mantiene con Didier Deschamps, el DT que sacó campeón a Francia en el Mundial de fútbol de Rusia 2018.

Cuenta Queso: “Tengo la suerte de conocer y acercarme a otros deportes, no quedarme solo con libros, estudio y universidades, sino ver qué se hace en otros ámbitos. Eso me permitió conocer a deportistas o entrenadores de alto nivel, como Deschamps. El tipo seguía mucho al rugby, me lo encontré en un partido del PSG y nos fuimos a comer en grupo. Terminamos hablando de fútbol, management, y pegamos muy buena relación. Ya como entrenador de Francia me invitó a conocer Clairefontaine, el centro de entrenamiento de la selección de fútbol. De ahí en más, en cada concentración me invita. Hablamos sobre manejo de grupos, cómo ir generando compromiso, espíritu de equipo, todo lo que es común al fútbol, rugby u otros deportes. También compartí con el DT del handball y alguno de atletismo”.

Por Sergio Stuart (Diario Olé.com.ar)
Fotos: Jaguares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *